domingo, 27 de noviembre de 2011

A mi padre

“Pues aunque el resplandor que en otro tiempo fue tan brillante

hoy esté por siempre oculto a mis miradas,

aunque nada pueda hacer volver la hora

del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores,

no debemos afligirnos, pues encontraremos

fuerza en el recuerdo,

en aquella primera simpatía

que habiendo sido una vez, habrá de ser por siempre,

en los consoladores pensamientos que brotaron

del humano sufrimiento

y en la fe que mira a través de la muerte,

y en los años, que traen consigo las ideas filosóficas”


*Fragmento de la Oda "Intimations of Inmortality", del poeta inglés William Wordsworth (Gran Bretaña, 1770-1850).