martes, 22 de abril de 2014

El monumento a las víctimas del terrorismo de Badajoz

Hace unas semanas se inauguró un monumento en honor a las víctimas del terrorismo en una de las rotondas de la Avenida Sinforiano Madroñero. Una vez visto, considero que el emplazamiento no es el adecuado, ya que se sitúa en una rotonda muy grande y entre palmeras, lo que dificulta su contemplación para el viandante. Y, mucho me temo, que dentro de poco sufrirá algún acto de vandalismo, al estar tan a mano de los desaprensivos.

Vista aérea, donde se aprecia lo ridículo del monumento en una rotonda tan grande.

Por otro lado, el diseño del monumento no me gusta mucho; parece un diseño de Ágatha Ruiz de la Prada, pero para gustos los colores. En mi opinión es un poco hortera. Yo, para un tema tan serio, hubiera encargado un monumento más sobrio. Como curiosidad, ya hay quien denomina esta glorieta como la rotonda de los corazones o de las piruletas.  

Foto: www.badajozdirecto.com 

Tema aparte es si es pertinente gastarse unos 43.000 euros, con la que está cayendo, en un monumento para adornar una rotonda. El coste total del conjunto escultórico ronda los 60.000 euros, aunque desconozco quién aporta el resto del dinero. Pienso que nuestro ayuntamiento debería dejar de invertir en poner “bonita” la ciudad y centrar su esfuerzo inversor en políticas que fomenten el empleo en Badajoz capital, que según los datos supera los 20.000 parados.

6 comentarios:

Anónimo dijo...


Propongo gastar otra partidita de dinero de todos en el que se llamará MONUMENTO AL EXILIADO LABORAL Y NUNCA MÁS VOTANTE.

Sin menospreciar a las víctimas, los exiliados del país vamos ganando en número por goleada.
O mejor, que me den los 60.000 Euros, vais a ver la cantidad de empleo que genero...

Burroconejo.

Shispa dijo...

Me parece lamentable ese dineral pa cuatro piruletas mal puestas...

The Dark Duke dijo...

Pues a mí me gusta, sin ir más allá de lo oportuno o no del gasto, del coste o de si puede distraer a los conductores en la rotonda.

Nando S.G. dijo...

A mí también me gusta, me parece atractivo el toque colorista, y me parece que los que vivan en esa calle deben estar agradecidos.. todo lo contrario que el famoso cura de la rotonda de Santo Domingo, no he visto algo más feo en la vida.
Yo bauticé la rotonda de los corazones antes de descubrir que eran de colores. Estaban tapados con algo verdoso y ya se me ha quedado: LA CHUMBERA! :)

Alberto De los Ríos Miranda dijo...

Al de Santo domingo lo bauticé como "el señor mojón"...
Aún no he tenido el gusto de visitar el monumento a las victimas del terrorismo, pero ya sabemos que en esta, nuestra ciudad, no hay ningún criterio con respecto a la estética...

Alberto De los Ríos Miranda dijo...

Al de Santo domingo lo bauticé como "el señor mojón"...
Aún no he tenido el gusto de visitar el monumento a las victimas del terrorismo, pero ya sabemos que en esta, nuestra ciudad, no hay ningún criterio con respecto a la estética...