lunes, 11 de abril de 2011

Caravana de palomos

El pasado sábado se celebró la tan cacareada “Caravana de Palomos” en la Plaza Alta de Badajoz. Por lo que vi in situ y por lo que he leído y me han comentado fue un acto reivindicativo/festivo donde imperó el civismo. Mucha gente subió a apoyar a gays y lesbianas, otra mucha gente subió de fiesta aprovechando el evento como cualquier otra excusa, y otros tantos subieron al noveleo, a ver que había. Era curioso ver familias enteras paseando, disfrutando del día y de la tarde. Como pasa en todas las fiestas (Carnavales, Ferias, Romerías...) se generó un macrobotellón en la Plaza Alta y alrededores. El tiempo invitaba a la fiesta. Lo único negativo fueron las toneladas de basura que se dejaron en el suelo para los chicos/as de FCC.

Pulseras para la ocasión, customizadas por de los Ríos

Me pareció impresionante la cantidad de gente que se juntó allí. Las miles de personas que estaban en la Plaza Alta y transitando las calles del Casco Antiguo. Las tabernas y mesones hasta arriba. La respuesta de la ciudad fue espectacular. Nunca en mi vida había visto el Casco Antiguo con tanta gente paseando por sus calles. Ningún evento de los que se han organizado hasta ahora en el Casco Antiguo ha congregado a tanta gente. Dicen que 8.000-10.000 personas, pero a lo largo del día estoy seguro de que serían varios miles más las que se acercaran al Casco, si nos ponemos a contar desde las 13:00h. de la tarde hasta las 23:00h. de la noche. De esta marabunta humana los que más han salido ganando habrán sido los hosteleros del Casco, que se habrán forrado... Un arranque de lujo para su mejor época: Semana Santa, Fiesta de la Primavera de IU, veranito, Feria de San Juan...

Marea de gente (foto cortesía de Pedro Posso)

En definitiva, esta fiesta abierta a todos sólo ha traído cosas buenas para Badajoz y sus habitantes (al final tenía razón el nigromante, jeje). Parece mentira que unas desafortunadas y reprobables declaraciones que jamás tendrían que haber salido de la bocota del señor Celdrán hayan generado esto. Eso sí, con la ayuda indispensable de un programa llamado El Intermedio y de las Redes Sociales. La caravana nos ha situado en el mapa y se ha transmitido una imagen de ciudad abierta, acogedora y participativa. Esperemos que esto redunde en un aumento de turistas. Sobre el evento en sí, creo que se le podría haber dado más contenido aparte de Falete y el deejay amenizando la velada. Estoy de acuerdo con los que le ponen falta al Gran Wyoming, el promotor del asunto. Imaginaos al tipo encima del escenario dando caña! Por lo visto tenía un compromiso ineludible fijado con anterioridad a que se pusiese fecha a la caravana. Habrá que esperar para ver si esto se para aquí o se le va a dar continuidad en futuras ediciones, como se ha apresurado a pedir el PSOE.

Por la noche seguía petao... (foto cortesía de Pedro Posso)