domingo, 4 de octubre de 2009

Sobre el partido de la Selección Española en Mérida

En relación al partido que el pasado día 9 de septiembre disputó la Selección Española de Fútbol contra Eslovenia en Mérida, me gustaría comentar dos cuestiones que han suscitado polémica en la Red. La primera es en relación al hecho de que la Federación Española de Fútbol, y por ende la Extremeña, se reservara 7.000 entradas para dar a sus compromisos, amiguetes y familiares. Lo cachondo es que el aforo del Romano es de 14.000 espectadores. Es decir, ni cortos ni perezosos se quedaron con la mitad de las entradas que había para el partido. Luego dimos en los medios nacionales e internacionales ese penoso espectáculo de largas colas y esperas, y gente cabreada con la organización porque no pudieron conseguir una entrada. Una vergüenza. No digo yo que no se reserven entradas, pero algo razonable, simbólico, no sé. Por ejemplo 500 entradas. Y el resto para la venta al público. No se trata de que es la primera vez que juega la Selección de TODOS los españoles en la ciudad de Mérida?? Y que lo bonito es qué cuanta más gente de a pie vaya a verla mejor? A saber cuando tendrán otra oportunidad de tener al combinado nacional en su ciudad... Habrán ido todos los alcaldes y concejales socialistas de Extremadura con sus familias; todos los consejeros, directores generales y jefes de servicio con sus familias; y todos los aguilillas, amiguetes y demás fusca afecta a juntaex y al soe. Y aún así les habrán sobrado mogollón de entradas que a saber donde han acabado... Menos mal que decían en la Ser en 2004, cuando accedió al cargo el actual secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, que con él iba a llegar la “democracia” al fútbol español...


El otro tema es la inversión que se realizó para acondicionar el Estadio Romano, con el objeto de adaptarlo a la normativa internacional y dar una buena imagen, ya que estaba hecho una pena. En total 2,2 millones de euros (Diario Hoy), de los que casi un millón los aportó el Ayuntamiento de Mérida. La cantidad restante, ni idea: la Junta, la Federación... En suma 2,2 millones de euros de dinero público gastado en arreglar un estadio de fútbol para disputar un partido que duró 90 minutos. El campo quedó como nuevo, es cierto: nuevo césped, nuevo palco, nuevas porterías, nuevos vestuarios, pintura y renovación de vallas, sustitución de asientos deteriorados, etc.


Y después qué?? Todo ese despilfarro con la que está cayendo para qué?? Para que jueguen dos equipos de tercera? Si el dinero nos saliera por las orejas a los extremeños, pos vale. Pero no es el caso. Extremadura es una de las regiones mas pobres de Europa. Y seguro que a todos se nos ocurren muchas cosas más productivas donde invertir ese dinero. Por poner un ejemplo acorde con el tema, en potenciar el deporte base en la región. Menos mal que juntaex y el soe se definen todavía como “de izquierdas”, jajaja. Manda huevos. Para justificarse, sale el alcalde de Mérida y suelta que “Mérida ha catapultado su imagen hacia el exterior”. Se acordaría alguien de que la Selección jugó en Mérida una semana después del partido? Lo dudo mucho.

Por no hablar de que a 60 Km de Mérida, y mucho más cerca del aeropuerto de Talavera, existe una ciudad llamada Badajoz, donde hay un bonito campo de fútbol llamado Nuevo Vivero. El cual ha albergado ya partidos internacionales de la Selección. Y me apuesto lo que sea a que con una mínima inversión lo acondicionan para disputar el partido. Pero claro, ya entramos en el sucio juego de la política. Y eso, queridos lectores, es otra historia...

Fuente fotos: Hoy Digital

8 comentarios:

The Dark Duke dijo...

2 millones en una reforma? pero si el nuevo vivero enterito no llegó a 1 millón!

Aquí alguien se ha llenado los bolsillos, o será que el cemento-cola y la pintura han subido una barbaridad.

Rafowsky dijo...

7000 entradas reservadas es de coña absoluta, y lo de las colas cuando viene la selección a jugar por aquí creo que debe considerarse una tradición ya. ¿Recuerdas la mañanita entera que pasamos en San Francisco bajo el sol,para pillar las entradas del partido de Liechtenstein?, de coña Tambien.
Y por cierto Duque de Lima, jugamos contra Estonia, no contra Eslovenia, corrigeló anda.

Pulga dijo...

Otia, pos menos mal que no nos han dado las olimpiadas, que Mérida era subsede. Y, claro, eso conlleva la correspondiente ampliación del aforo del Romano-Pepe-Fouto-Cafe-Camelo. 10.000 asientos más querían poner...

Gabri dijo...

¿Y qué queréis?... ¡Esto es Extremaúra! (ponerle voz de Leónidas de 300 antes de pegarle una patada al turco). Siempre fue una tierra de caziques y siempre lo será.

pinhuk dijo...

y el señor celdran se quejaba por haber invertido 20 millones de las antiguas pesetas en acondicionar el cesped del nuevo vivero,que despues gracias a la incompetencia de la empresa encargada no sirvio para nada.ay señor celdran!!

Jesús Limón dijo...

Rafowsky: Cierto, me ekivoké de rival, jeje. Y, si, me acuerdo de esa mañana absurda, ese tiempo de nuestras vidas tirado, entre comillas.

pack oh dijo...

Hombre, no fue un tiempo tirado a la basura. Gracias a la cola que soportasteis salí en el blog de Villar

Jesús Limón dijo...

Si o ke? No me acuerdo de eso pack...