martes, 30 de diciembre de 2008

El extraño caso del plástico desaparecido (Entrega Primera)

Mis queridos lectores, hoy les voy a contar el principio de otra de las inquietantes y curiosas aventuras en las que se vieron inmersos los afamados detectives Sherlock Lima y Paco Watson en el frío invierno del año 2008.

Durante una cena de Navidad de un grupo de amigos, en un restaurante de postín de Badajoz, ciudad cercana a la frontera entre España y Portugal, uno de los asistentes, Mr. Paul Newman, cedió su móvil a varios de los comensales para que visionaran videos del mismísimo Duque de Lima tiempo atrás (Véase “La Juventud del Duque”). El lo cedió confiado, sin pensar en lo que se avecinaba. El móvil tenía siete meses y medio de vida en manos de Mr. Newman. En ese tiempo, había impedido con uñas y dientes que le quitaran el plástico protector de la pantalla del móvil. No se sabe con que objetivo... Algún malpensado decía que para revenderlo más adelante. No habían sido pocos los intentos de varios de sus amigos sentados esa noche a la mesa para quitar ese pedazo de plástico, pero hasta ahora no habían tenido éxito.

Asistentes a la cena y sospechosos del hurto

El caso es que cuando el móvil volvió a las manos de Mr. Newman, este se percató de que el plástico había desaparecido!!! Oh my God!!!! Se apoderó de él una rabia inmensa, y comenzó a blasfemar como si del mismísimo Ozores se tratara, mucha gente pensó que estaba poseído… También se sucedieron una serie de fuertes golpes en la mesa… Cundió la risa y las acusaciones cruzadas. Los amigos se acusaban entre si del robo…

Mr. Newman fuera de sí...

Cuando los ánimos se calmaron alguien pensó en avisar a la peculiar pareja de detectives. Dicho y hecho. Al instante estos se personaron en el lugar para iniciar la investigación. A todo esto, el afectado sostenía que en su teléfono había una huella del ladrón!! Pero no dejó que se hiciera una foto de la prueba… Sospechoso, no?

TO BE CONTINUED…

10 comentarios:

Abel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafowsky dijo...

Cuando empezaron los golpes en la mesa, yo francamente pasé miedo.

Sospechoso lo de huella, y el hecho de que no aceptara el plástico que gentilmente le ofrecieron algunos de los presentes. Con lo bueno que era.

Creo que aquí hay gato encerrado, espero ansioso la continuación.

The Dark Duke dijo...

Once negritos fueron a cenar, uno era el dueño y quedaron diez...

pack oh dijo...

Bueno, bueno, en la foto falta un sospechoso. No desechemos a naiden sólo por llamarse Sherlock.

Lo cierto es que no nos facilita el trabajo el hecho de no dejarnos fotografiar la/s huella/s

Ana Belén dijo...

Como espectadora no presente en el evento, espero la continuación y que se descubra de una vez quien le robó al bueno de Newman.
Por otra parte, Pack, a ver si lees esto y me mandas una invitación al otro ducado de lima, que también tengo ganas de echarle un ojo.
(Soy Anita)

pinhuk dijo...

ummmm...asi que todos somos sospechosos incluidos sherlock y el señor watson...
lo que me parecio un gesto muy feo fue que rechazara la nueva funda que gentilmente le ofrecimos alguno de los comensales.
por cierto cacho chuleton me meti entre pecho y espalda...

José Luis dijo...

Aqui es sospechoso hasta el chuleton jajaja hasta que se demuestre lo contrario.

Pero bueno al menos los reyes dejaron en manos del señor duke una funda nueva para mi móvil, todo un detalle, visto que la que compre yo no era del agrado del personal jaja, si es que no se puede ser tan m@derno.

pack oh dijo...

Pues hablaré con DDpara la invitación al blog, a ver qué se puede hacer.

Por cierto, he oído por ahí que el Duque ha muerto. ¿Qué hay de cierto en eso?

José Luis dijo...

Jajaja vaya es cierto ha muerto el duque televisivo, todo un dramonnn, pero bueno parece que nuestro duque sigue con buena salud campando por las tierras extremeñas

Manolisimo dijo...

Aki al dia siguiente las niñas andaban revueltas, jajaja, fue la comidilla. Incluso las campanas de las dos iglesias tocaban a duelo..