domingo, 16 de diciembre de 2007

De nuevo en mis tierras!!

Wenas a tod@s!!! Hemos vuelto vivos de tierras húngaras!, jajaja. El viaje ha sido una paaaasada. Un contínuo descubrimiento. No es lo mismo visitar Roma, París, Amsterdam o cualquier capital europea conocida, donde sabes lo que vas a ver, que un Budapest, una ciudad más desconocida generalmente. Cuando tenga todas las fotos haré una serie de entradas pormenorizadas del viaje, de momento ahí va un aperitivo:

Pipe y yo brindando con una Deher (marca húngara). Normalmente pedías "one beer" y te ponían medio litro sin preguntar, jajaja.

Aquí están los otros dos miembros de la expedición, jeje. Amalia y Antonio. Nos disponíamos a cenar en un restaurante italiano en Budapest, el "Oliva".

Puente de las Cadenas, sobre el Danubio, visto desde la colina del Castillo Real de Budapest.

Basílica de San Esteban. La iglesia más grande de Budapest, con una cúpula que se ve desde casi toda la ciudad. Construída entre 1851 y 1905. La basílica conserva la relíquia más importante de Hungría: la Sagrada Diestra, el brazo momificado del primer rey, que le dió nombre también a la basílica.

Calle Michalska, con la Torre de San Miguel al fondo, en Bratislava. Si amigos, hicimos una excursión de un día a la capital de Eslovaquia. Muy bonita. Esta a menos de 3 horas en tren desde Budapest.

Antonio y yo con una belleza eslava, jajaja. Es una camarera del Sir Lancelot, un restaurante medieval de Budapest donde se come con las manos, jaja. Y aparte de las camareras que van todas así vestidas, madre moooide!, amenizan las cenas con bailarinas de danza del vientre, combates, hombre escupe fuego, etc. Allí fuimos a pegarnos un atracón de carnaca y birra. Como se puede ver ya estamos un poco punteados, jajaja. La camarera era muy simpática, hasta que Antonio intentó mangar una jarra de barro de cerveza y lo vieron por las cámaras de seguridad, jajaja. El local tenía cámaras camufladas.

9 comentarios:

Abel dijo...

¿Y avisaban de la presencia de cámaras? Yo que vosotros denunciaba a la agencia de protección de datos húngara.

Palcfer dijo...

ahí está coño, como buenos españoles haciendo gala de la picaresca más nuestra y profunda, el aprovechar lo gratis y si no es gratis se roba jajaja q pasada, los putos españoles semos los mejores.

Un beso limonado.

paula dijo...

Que envidia de viaje!!!

Abraham Villar dijo...

Gracias por exportar el software libre a la tierra que vió nacer a Ferenc Puskas!!jaja...ai ai las eslavas Manuel, ai ai...

Manolisimo dijo...

Si, Palcfer, si, jajaja, España is diferent, jaja. Y lo que todavía no sabes, jajaja. Ya te contaré el viernes noche... Ay! las eslavas, las eslavas, jajaja.

Y no, creo recordar que no avisaban de las cámaras en el local.

Anónimo dijo...

Y nadie va a comentar la cara ke tiene antoñito al lao de la eslava????
Desde luego los españoles no pasan inadvertidos...jeje.
Un saludito!!

manuel77 dijo...

Me sabe a poco esta crónica, chato. We want more!

José Luis dijo...

Muy buenas fotos pero tienes que hacer más entradas de "Las aventuras del duque de lima en Hugria". Que tienes tropecientas fotos, o eso me has dicho a mi.

Un saludo

Anónimo dijo...

Antoñito Estévez os saluda y dice: Humgría ya no será igual desde que el Duquísimo y su séquito hollaron su suelo. Larga Vida al Duque! (...)Un viaje intenso, como el sabor de un buen café. Con ganas de más , despues de recobrar el resuelllo. porque alli no paramos jaja. feliz navidad y que dios os bendiga a todos!